Porfirio Díaz Porfirio Díaz (1830-1915)

José Santos Degollado

José Santos Degollado
Santos Degollado.jpg
General José Santos Degollado
General
Años de servicio 1839 - 1861
Apodo Héroe de las Derrotas
Lealtad Ejército Mexicano, 1839 - 1861
Participó en

Revolución de Ayutla: Guerra de Reforma:


Nacimiento 30 de octubre de 1811
Guanajuato, Guanajuato
Fallecimiento 15 de junio de 1861 (49 años)
Llanos de Salazar, Estado de México

El general José Santos Degollado Sánchez (Guanajuato, México, 30 de octubre de 1811 - Llanos de Salazar, Estado de México, 15 de junio de 1861) se le conoce como el Héroe de las Derrotas. Fue un militar y político mexicano que se dedicó además, a la geografía, filosofía, física, gramática, matemática, jurisprudencia, historia universal y teología. Su nombre original fue José Nemesio Francisco Degollado, pero por la fecha en que se bautizó, adoptó el nombre de Santos. Fue diputado local, ministro de la Suprema Corte de Justicia, gobernador de Michoacán, ministro de Gobernación y general en Jefe del Ejército Federal.

Contenido

Inicios

Nació en la ciudad de Guanajuato en 1811, sus padres fueron María Sánchez y Francisco Degollado, quienes al ser partidarios del movimiento insurgente durante la Independencia de México sufrieron la confiscación de sus bienes. Al quedar huérfano a la edad de 6 años se mudó a la Ciudad de México con un tío, el Presbítero Mariano Garrido, que al ser enviado al pueblo de San Diego Cocupao (hoy Quiroga, Michoacán) como Teniente de Cura, se trasladó junto con él. En Cocupao el joven Santos Degollado contrajo matrimonio con Ignacia Castañeda Espinoza el día 14 de octubre de 1828. En ese mismo año se trasladó a Morelia donde fijó su residencia, trabajando en una escribiduría y en la hacienda de la Catedral. En 1835 comenzó a hacer política bajo la tutela de Melchor Ocampo.

Carrera militar

Se unió a las fuerzas federalistas al lado de Gordiano Guzmán en 1839 para restablecer el federalismo pues era considerado un excelente espadachín y jinete. Fue Director de Estudios de Michoacán durante el gobierno de Ocampo (1846-1848). En 1854 se sumó a la Revolución de Ayutla.

En 1855, al frente de un cuerpo de ejército derrotó a los santanistas en Puruándiro el 20 de abril, en La Piedad en mayo, en Zapotlán el 20 de julio y en Guadalajara el 22 de agosto. Al triunfo de los liberales fue designado gobernador de Jalisco en 1857. El 27 de marzo de 1858, después de la derrota que sufrió en Salamanca el presidente Benito Juárez lo nombró Ministro de Guerra y General en Jefe del Ejército Federal; fue derrotado de nuevo por Miramón en Atenquique.[1]

En octubre logró recuperar Guadalajara, pero el 26 de diciembre perdió la Batalla de San Joaquín, cerca de Colima, y se retiró a Morelia. En marzo de 1859 marchó sobre México para interponerse a los planes de Miguel Miramón, quien pretendía asediar la plaza de Veracruz, donde residía el Gobierno de Juárez. Pero fue derrotado por el general Leonardo Márquez el 11 de abril en Tacubaya, Santos Degollado logró escapar, pero cincuenta y tres de sus hombres fueron hechos prisioneros y fusilados, se les conoce como los mártires de Tacubaya.[2] Con una sorprendente movilidad, reapareció en Colima, formó una tropa, atravesó el país y se reunió con Benito Juárez en Veracruz, donde intervino en la preparación de las Leyes de Reforma. Otra vez en campaña, en septiembre organizó un ejército de seis mil hombres en San Luis Potosí, pero llamado al puerto por el presidente, asumió la cartera de Relaciones y luego volvió a encargarse de la jefatura del ejército.

Carrera política

El 27 de enero de 1860, Degollado fue designado ministro de Relaciones Exteriores,[3] en sustitución de Melchor Ocampo, como consecuencia de los ataques políticos que este último sufría por el Tratado de McLane-Ocampo. Degollado duró sólo dos meses en el cargo, pero fueron los más difíciles para el gobierno de Veracruz, debido al sitio del puerto por Miramón y al amago de desembarco del mercenario Tomás Marín al servicio del bando conservador. Además, recibía grandes presiones de Gran Bretaña para llegar a un arreglo de paz con los conservadores. Degollado se manifestó desesperadamente, a fines de 1860, por una solución negociada de la guerra civil.

Lanzó una propuesta de paz entre los liberales y los conservadores con la mediación de Inglaterra, similar a la que apenas unos meses antes había rechazado con gran patriotismo. Con ello, Degollado se hizo del repudio de los liberales y del mismo presidente Juárez. Desde entonces se inició el declive de su carrera política, sumiéndose en una depresión de la que saldría con la muerte.[4]

Muerte

Sepulcro de Santos Degollado en la Rotonda de las Personas Ilustres (México).

En 1861, al enterarse del asesinato de Melchor Ocampo realizado por unos renegados conservadores, salió a vengar la memoria de su amigo. Fue emboscado en los llanos Salazar, Cerro de las Cruces el 15 de junio de 1861 cuando una bala le dio en la cabeza, rematándolo en el suelo. De cariño, Benito Juárez y Melchor Ocampo le decían "Santitos", fue enterrado en Huixquilucan. Fue absuelto por el Congreso de la Unión de las acusaciones que se le hacían y declarado "Benemérito de la Patria". Sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres el 26 de noviembre de 1936.[4]

El Teatro Degollado de la ciudad de Guadalajara lleva ese nombre en su honor.

Referencias

  1. - Diccionario Porrúa de Historia, Biografía y Geografía de México. -150 aniversario de la Reforma liberal "Santos Degollado"-. www.bicentenario.gob.mx. Consultado el 29 de septiembre de 2009.
  2. - Flores Rangel, Juan José Op.cit. p.284
  3. - -Los cancilleres de México a través de su historia-. Secretaría de Relaciones Exteriores. Consultado el 18 de enero de 2010.
  4. - a b -Rotonda de las personas ilustres-. Segob. Consultado el 29 de septiembre de 2009.

Bibliografía

Enlaces externos