Porfirio Díaz Porfirio Díaz (1830-1915)

Guerra Franco-Prusiana

Guerra Franco-Prusiana
BismarckundNapoleonIII.jpg
Bismarck (con casco) y Napoleón III tras la Batalla de Sedán
Fecha 19 de julio de 1870 - 10 de mayo de 1871
Lugar Francia y Alemania
Resultado Aplastante victoria alemana, disolución del Segundo Imperio Francés, proclamación del Imperio Alemán, Tratado de Fráncfort
Beligerantes
Bandera de Francia Segundo Imperio Francés Flag of the German Empire.svg Fed. Alemana del Norte
Comandantes
Napoleón III,
François Achille Bazaine,
Patrice de Mac-Mahon
Otto von Bismarck,
Helmuth von Moltke
Fuerzas en combate
400.000 al comienzo de la guerra 1.200.000 soldados
Bajas
279.000 muertos o heridos
284.000 prisioneros
350.000 civiles
70.000 muertos o heridos
200.000 civiles

La Guerra Franco-Prusiana fue un conflicto que tuvo lugar desde julio de 1870 hasta mayo de 1871. El desencadenante principal fue el famoso telegrama de Ems. Este conflicto bélico resultó en realidad una guerra franco-alemana debido a que se aliaron a Prusia todos los Estados alemanes (conforme a los planes de Bismarck). Precisamente, después de esta circunstancial alianza militar se produjo la unión política de Alemania.

Contenido

Causas

Después de derrotar a Austria en la Guerra de las Siete Semanas (1866), Prusia buscaba la unificación general de Alemania en torno a sí. Francia, por su parte, tenía intenciones de anexarse Luxemburgo y otros territorios, pero no contaba con el apoyo de ninguna nación para enfrentarse a Prusia.

Cuando el general español Juan Prim visitó al príncipe Carlos Antonio de Hohenzollern-Sigmaringen para explorar la posibilidad de que su hijo Leopoldo aceptase el trono de España, el canciller prusiano Otto von Bismarck intervino para forzar una aceptación. La cuestión principal era primero lograr una garantía de Prusia sobre la soberanía española en Cuba, algo que Otto von Bismarck no estaba dispuesto a conceder.

En julio de 1870 fue recibida en París la noticia de la aceptación. La opinión pública exigió una respuesta del Estado francés. Sin embargo, poco después, Carlos Antonio de Hohenzollern-Sigmaringen renunció públicamente a la candidatura de su hijo al trono español. El Estado francés, por su parte, envió un embajador a Ems para lograr una renuncia pública por escrito de Leopoldo a esta candidatura, a lo cual se negó Guillermo I.

El Káiser envió entonces un telegrama a Bismarck narrándole lo acontecido. Ante esta situación, Bismarck optó por modificar el telegrama, de manera que pareciese que el embajador francés había sido despedido por Guillermo I, y lo envió a la prensa para que se hiciese público, soliviantando si cabía más los ánimos franceses. Otto von Bismarck había conseguido la excusa perfecta para reunir a los Estados alemanes del sur en su enfrentamiento con Francia.

Desarrollo

Caballería de choque prusiana (Ulanos) cargando durante la batalla de Mars-le-Tour.

Consecuencias

Guillermo I es nombrado Káiser

Guillermo I fue nombrado Káiser en la Galería de los Espejos del palacio de Versalles (cerca de París) y con ello se manifestó la unificación alemana.

En realidad, este conflicto fue aprovechado por el reino de Prusia para concretar la unificación formando el Imperio Alemán, desde luego en torno a ella, que agruparía a los diversos y minúsculos Estados Alemanes que nunca pudieron cohesionarse, tanto durante como después de la vigencia del Sacro Imperio Romano Germánico.

Por el Tratado de Fráncfort, Bismarck impuso una dura paz a Francia: Le fueron arrebatadas las provincias de Alsacia-Lorena, ricas en minas de carbón, además de imponérsele el pago de grandes sumas de dinero en concepto de reparaciones de guerra.

Bismarck creó la Triple Alianza (1882), compuesta por Prusia, Austria e Italia. En oposición a este bloque, Francia formó la denominada Alianza Dual con Rusia. y en 1904 Gran Bretaña y Francia creaban la Entente cordiale, que llegó a convertirse en la Triple Entente: Francia, Gran Bretaña y Rusia.

En lo sucesivo, el naciente Imperio Alemán disputará a Francia, al Imperio Ruso, y a la decadente Austria-Hungría la primacía en el continente Europeo, al igual que se erigirá como rival económico de otras potencias europeas, incluyendo al rico y extenso Imperio Británico.

Ambas facciones se enfrentarían décadas más tarde en la Primera Guerra Mundial.

Véase también

Referencias externas