Porfirio Díaz Porfirio Díaz (1830-1915)

Bernardo Reyes

Bernardo Reyes
Bernardo Reyes

12 de diciembre de 1885 - 4 de octubre de 1887
Predecesor Mauro A. Sepúlveda
Sucesor Lázaro Garza Ayala

4 de octubre de 1889 - 24 de octubre de 1909
Predecesor Lázaro Garza Ayala
Sucesor José María Mier

25 de enero de 1900 - 22 de diciembre de 1902
Predecesor Felipe Berriozábal
Sucesor Juan Villegas

Datos personales
Nacimiento 20 de agosto de 1850
Guadalajara, Jalisco
Fallecimiento 9 de febrero de 1913 (62 años)
México, D.F.
Cónyuge Aurelia Ochoa
Hijos
Profesión militar y político

General Bernardo Reyes Ogazón (Guadalajara, Jalisco, 20 de agosto de 1850 - México, D.F., 9 de febrero de 1913) fue un destacado militar y político mexicano, que peleó en la Segunda Intervención Francesa en México. Llegó a ser gobernador del Estado de Nuevo León por más de 20 años, logrando durante su administración un importante avance económico, industrial y social en el Estado. Fue uno de los hombres más cercanos y fieles al general y presidente de México Porfirio Díaz.

En 1900 fue nombrado Secretario de Guerra y Marina por el propio presidente Díaz; sin embargo, tuvo que dimitir al cargo dos años después debido a los conflictos que se generaron entre Reyes y el grupo de Los Científicos, regresando al cargo de gobernador. Fue forzado a renunciar al cargo, partiendo a un viaje por Europa, del cual no volvería sino hasta después de la caída de Díaz

Durante la primera etapa de la Revolución Mexicana, se levantó en armas contra el gobierno de Francisco I. Madero, llegando a ser arrestado y después liberado, para luego llevar a cabo un enfrentamiento contra las fuerzas leales al presidente Madero, en vísperas de la Decena Trágica, terminando muerto a consecuencia de una ráfaga de balas de parte del bando contrario.

Fue padre del famoso escritor regiomontano Alfonso Reyes.

Contenido

Infancia

Proveniente de una familia que formaba parte importante del partido liberal, Bernardo Reyes Ogazón nació el 20 de agosto de 1850,[1] en el No. 121 de la calle López Cotilla, en Guadalajara, Jalisco, siendo hijo del coronel Domingo Reyes y de Juana Ogazón. Estudió en escuelas públicas en Guadalajara, llegando a realizar un curso de leyes hasta la edad de 14 años, cuando inició su carrera militar como soldado, luchando en Michoacán contra las fuerzas imperialistas en plena Intervención Francesa.

Carrera Militar

En 1866 participó en las acciones de Calvillo y Zacatecas con el grado de alférez del Centro Guías de Jalisco, de las fuerzas del general Trinidad García de la Cadena, y al año siguiente (1867) a los 17 años, pasó a formar parte de los lanceros de Jalisco; llegó a participar en el sitio de Querétaro donde fue herido dos veces, y posteriormente asistió a la rendición de Maximiliano en el Cerro de las Campanas. Al año siguiente participó en el sofocamiento de la insurrección en Sinaloa (1868-1869). En atención a su intervención en combates registrados en Tamaulipas, San Luis Potosí y Zacatecas, fue ascendido a Capitán en 1871.

Bernardo Reyes Ogazón
Bernardo Reyes.jpg
General Bernardo Reyes
General de División
Años de servicio 48 años
Apodo "El procónsul del Noreste", "Canana", "El atrincherado de Galeana"
Lealtad Ejército Mexicano, 1865 - 1913
Mandos Secretario de Guerra y Marina
Participó en

Segunda Intervención Francesa en México:

Revolución de la Noria Revolución de Tuxtepec Revolución mexicana:


Nacimiento 20 de agosto de 1850
Guadalajara, Jalisco
Fallecimiento 9 de febrero de 1913 (62 años)
Ciudad de México, Distrito Federal

A raíz de la Batalla de La Mojonera en Tepic, en la que intervino al lado de Ramón Corona en contra de Manuel Lozada, el 28 de enero de 1873 Reyes fue ascendido a Comandante de Escuadrón. Hecho significativo de esta Batalla fue que, muertos sus compañeros, se batió solo, logrando regresar con una valiosa información, evitando un ataque sorpresivo. Posteriormente, Reyes trabajó temporalmente del 8 de abril al 21 de mayo de 1873 como secretario del General Francisco Tolentino.

Durante los años de 1874-1875, Reyes realizó campañas contra los partidarios de Manuel Lozada, dirigidos por su sucesor Tranquilino Hernández, en 1875, al igual que a Isabel González, hasta lograr la rendición de ambos. En la Batalla de Santiago Ixcuintla, el 20 de septiembre de ése año, Reyes fue sorprendido por una parte de sus propias tropas, en un ataque a la media noche; Reyes logró reunir a 20 de sus leales soldados, logrando desalojar de los cuarteles a los amotinados soldados. En esta acción, Reyes recibió una herida de bala en el cuello, y posteriormente por esta acción, fue ascendido a Teniente Coronel.

El 4 de julio de 1880, Reyes libró una de sus batallas más importantes: la batalla de Villa de Unión, Sinaloa, donde su adversario, el militar Ramírez Terrón, contaba con un ejército tres veces más numeroso que se había sublevado contra el Gobierno Central. Rechazado Reyes en un primer ataque, volvió a la carga solo con unos cuantos soldados, dando órdenes ficticias para aparentar más hombres. "Venció con la voz y la presencia".[2] Recibió tres heridas: en una pierna, en un costado y en la muñeca derecha, esta última, afectándolo para el resto de su vida; a fuerza de coraje y voluntad evitó que le fuera amputada. En este combate, Reyes fue dado por muerto.

A raíz de esta batalla, Porfirio Díaz lo premió con un doble ascenso, llegando a ser General Brigadier. "Tercer caso en la historia de nuestro ejército".[3] En esta batalla, Ramírez Terrón se suicidó, encontrándose en sus ropas una carta dirigida al General Reyes, donde le solicitaba cuidara de su familia, petición que fue ampliamente cumplida por el General, ya que dispuso de una pensión mensual para sus hijas y un empleo para su viuda, la que posteriormente se casó con un filántropo alemán.

En esa misma batalla cayó muerto el Mayor Felipe Neri, uno de sus ayudantes, por lo que el General Reyes se encargó de que sus dos hijos fueran educados en el Colegio Militar y que la familia recibiera una pensión.

El General Reyes fue Jefe de las Fuerzas Militares en Sinaloa, Sonora y Baja California, del 13 de agosto de 1880 hasta el 11 de marzo de 1883. Posteriormente, fue nombrado, el 12 de marzo de 1883, Jefe de la Sexta Zona Militar, con sede en San Luis Potosí, cargo que desempeñó hasta octubre de 1885.

A continuación resumen de la Decena Tragica, o el Asesinato de Madero, protagonizada por Huerta en asociacion con Bernardo Reyes. (extracto de http://www.recolectivo.com/2010/08/el-senor-lauro-villar.html)


"Los encargados de enseñarme historia de México eran tontos e incompetentes."

Esa de arriba es una frase recurrente cuando en textos, ahora muy a la mano por el próximo bicentenario, leo de episodios nacionales que los encargados de enseñarme historia en la escuela resumían en dos patadas, quitándoles todo el chiste. Por ejemplo:

"... entonces Victoriano Huerta traicionó a Francisco Madero y lo mandó matar".

fue como un profesor de historia de México me echó a perder la Decena Trágica a la que consideré, mucho tiempo, sólo como un desacuerdo entre un señor de lentes y un chaparrito de piocha que culminó con la muerte del último y tan tan. Transcurrieron años para que me enterara un poco más de lo que había pasado en esos 10 días de balazos y madrazos en la capital del país.

El episodio que más me gusta de la Decena Trágica no lo protagoniza ni Madero ni Huerta, sino un señor con muchos huevos que se llamó Lauro Villar. Su intervención fue fugaz pero decisiva.

Primero los antecedentes:

En la madrugada del 9 de febrero de 1913 oficiales y alumnos de la Escuela Militar de Aspirantes de Tlalpan se apañaron transportes de la estación Tlalpan en los que arribaron al Zócalo. Al llegar, se subieron a la catedral y a los edificios que rodeaban la plaza.

Mientras tanto, el general Manuel Mondragón liberaba a los generales Bernardo Reyes y Felix Díaz (presos por insurrecciones fallidas contra Madero en las prisiones de Santiago Tlatelolco y Lecumberri) y se fueron los tres muy contentos al Palacio Nacional.

Ahora sí va la acción:

Cuando llegaron descubrieron que el general Lauro Villar ya había bajado a zapes de las azoteas y de la catedral a los de la Escuela de Aspirantes y había dispuesto la defensa del Palacio.

Entonces, los sublevados mandaron a un cuate de Mondragón, el general Gregorio Ruiz a hablar con el general Villar para que se uniera a su causa. En respuesta el general Villar lo bajó de su caballo y lo hizo preso.

El general Bernardo Reyes que era cuate del general Villar, ha de haber dicho "mejor voy a hablar yo con él". A lo que los generales Díaz y Mondragón han de haber respondido "ve, aquí te esperamos".

El general Reyes se detuvo frente a la puerta de Palacio Nacional y salió el general Villar. Tuvieron una discusión como la siguiente:.

- Bájese del caballo, general Reyes - dijo el general Villar.

- No me bajo, general Villar - dijo el general Reyes.

- Pues chingue a su madre, general Reyes - dijo el general Villar.

- Pues chingue ud a la suya, general Villar - dijo el general Reyes.

Y cuando el general Villar se incorporó a sus fuerzas, estas abrieron fuego. El general Reyes finalmente se bajó de su caballo cuando cayó muerto a los primeros disparos. La balacera subsecuente mató a más militares y mirones.

El general Villar resultó herido en el cuello y con la clavícula fracturada y lo tuvieron que llevar al Hospital Militar. Cuando Madero llegó custodiado por alumnos del Colegio Militar desde el castillo de Chapultepec nombró como relevo de Lauro Villar a Victoriano Huerta lo que bien podría pasar como una de las selecciones de personal más funestas de la historia de México.

Matrimonio

El 4 de noviembre de 1872 el General Reyes contrajo matrimonio con la señorita Aurelia Ochoa, originaria de Zapotlán el Grande, Jalisco. Tenía ella 17 años. Posteriormente, el 20 de agosto de 1873, justamente el día del cumpleaños num. 23 del General Reyes, la pareja recibió a su primer hijo: Bernardo. Posteriormente tendrían 11 hijos más, totalizando doce: cinco hombres y siete mujeres. Ellos fueron, en orden cronológico: Rodolfo, María, Roberto, Aurelia, Amalia, Eloisa, Otilia, Alfonso, Guadalupe, Eva y Alejandro.

Llegada de Reyes a Monterrey

La lealtad que el General Reyes le tenía a Porfirio Díaz, hizo que ganara ascensos militares y cimentó una estrecha relación con los medios administrativos del País.

Reyes llegó a Monterrey en octubre de 1885, como Jefe de Operaciones Militares. En ése entonces el terreno político no era el mejor: levantamientos en diversos municipios como China y Sabinas Hidalgo, la influencia que ejercían los generales Jerónimo Treviño, Francisco Naranjo y Lázaro Garza Ayala hacían del Estado un foco de insurrección permanente contra el gobierno del centro y los contrabandistas habían establecido su centro de operaciones en el Norte. Ante esta situación, Porfirio Díaz aprovechó la experiencia de Reyes para poner orden en la entidad.

Bernardo Reyes fue Gobernador Provisional del 12 de diciembre de 1885 al 4 de octubre de 1887, fecha en que entregó el cargo a Lázaro Garza Ayala, quien había sido elegido Gobernador, quedándose Reyes como Jefe de la Tercera Zona Militar que abarcaba Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, desde donde ejerció el poder del Estado. A pesar de que constitucionalmente podía reelegirse, Garza Ayala, al término de su mandato constitucional, optó por dejar el camino libre para que el general Reyes fungiera como candidato a la Gobernatura del Estado, lo que finalmente consiguió.


Predecesor:
Mauro A. Sepúlveda
Gobernador de Nuevo León
1885 - 1887
Sucesor:
Lázaro Garza Ayala
Predecesor:
Lázaro Garza Ayala
Gobernador de Nuevo León
1889 - 1896
Sucesor:
Carlos Berardi
Predecesor:
Carlos Berardi
Gobernador de Nuevo León
1896 - 1897
Sucesor:
Carlos Félix Ayala
Predecesor:
Carlos Félix Ayala
Gobernador de Nuevo León
1897 - 1900
Sucesor:
Pedro Benítez Leal
Predecesor:
Felipe Berriozábal
Secretario de Guerra y Marina
1900 - 1902
Sucesor:
Juan Villegas
Predecesor:
Pedro Benítez Leal
Gobernador de Nuevo León
1902 - 1909
Sucesor:
José María Mier


Referencias

  1. - La mayoría de los historiadores coinciden en el año de nacimiento. Sin embargo, Don Alfonso Reyes, en su libro PARENTALIA, en el apéndice No. 2, afirma que su padre nació en 1849.
  2. - Alfonso Reyes "ALBORES" Pág. 154.
  3. - Ibid Pág. 154.

Bibliografía

  • CHAPA MARTíNEZ, Roberto. "Perfil de la organización administrativa del régimen del general Bernardo Reyes. Acotaciones sobre su impulso a la obra legislativa" Universidad Autónoma de Nuevo León, Facultad de Ciencias de la Comunicación; 1985, Monterrey, N.L.

Enlaces externos